martes, 7 de marzo de 2017

VARIADO DE ABRIL A AGOSTO DE 2.016

¡¡Qué tal estáis compañer@s!! Esta vez mi ausencia no ha sido demasiado larga, tan sólo dos meses y medio... Vaya poca actividad que tenemos por el blog, la verdad, ya nos podía amenizar Ramontxu con alguna de las suyas, aupa lagun, ¡jeje! En la anterior entrada recopilé salidas de pesca hasta el mes de marzo del pasado año y ahora toca de abril a agosto. Me pongo a ello. 


CON MIGUEL BAJO LA LLUVIA. 16 DE ABRIL DE 2.016

Ésta es la única salida del mes de abril de la que dispongo de material gráfico reseñable. Hubo alguna jornada más tras los espáridos, pero con ausencia o escasez de capturas. Mes muy beceiro (como dicen mis compañeros asturianos) para nosotros por la zona que más frecuentamos, si bien, el día de autos pillamos a los sargos en "arrenuncio".

Comenzamos la jornada con el alba y pronto dieron la cara nuestros amigos. Andaban activos y con hambre y probando tres puestas con mi compañero, estos fueron los que llevamos. 

Acabamos de pescar antes de lo deseado y es que una pertinaz lluvia acompañada de viento nos hicieron plegar los bártulos poco antes de las 11:00. Pescado había de sobra, así que no estaba en nuestros planes pelear contra los elementos. 

El resto del mes, repetimos por la zona pero no dimos con ellos. El buen augurio del la pesca pasada, parecía ser tema puntual o muy localizado, por lo menos para nuestras cañas. 

De mayo no guardo material alguno de pesca. No sé si habré extraviado fotos entre el móvil y la cámara... En junio busqué recompensa en la txarpa. Y a pesar de no tener las fechas reseñadas en el calendario para ello, acudí a probar suerte a los cantiles y me llevé una grata sorpresa.  

Cuando llegas a una zona de pesca donde se suele trabajar a turnos y no ves ni coches, ni cañas, piensas, malooo... Que me equivoque más veces, porque elegir la zona para calar cómodo sin tener que madrugar para coger sitio y encima pescar es una gozada, ¡jeje! Repetí varias jornadas sin capturas muy numerosas pero sí de buen tamaño. Unos jibiones frescos no esperados saben a teta y más con lo que me gustan a mí, ¡jajajajaja!

Junio fue un mes activo tras las lubinetas a superficie en rías y playas. Este año me ha costado también dar con ellas y había mucha "sardina". Para julio me invitaron a embarcarme, allá que me eché a la mar, y la gozamos con los txitxarrilos y txipis.

En ésta nuestra pesca como "fiebre-afición-mododevida" donde más disfrutas, sin duda, es en acción de pesca; pero si luego esas capturas se convierten en deliciosas viandas pues todavía supone un mayor incentivo. 


Con buena materia prima del mar cuesta poco deleitarse y si a eso se le suman los frutos naturales de la huerta, ¡para que te quiero contar!  

Y entre tanto llegó agosto, que fue un no parar de pesca y triperío. El octavo mes fue increíble de txipis y de espáridos glotones. 


CON MIGUEL EN LA SOLANA. 6 DE AGOSTO DE 2.016

Un muy buen mes para nosotros para la pesca a corcho. Nos sorprendió gratamente tanto por la abundancia de pescado así como por sus redondeces. En esta época, solemos madrugar para poder tentar a los sargos aún con legañas, antes de que Lorenzo haga acto de presencia y deje en evidencia la claridad de las aguas. Es lo suyo. 



En esta jornada buscamos un escenario con bajos, pasos, pozos y caños donde tener algo de color ante la escasa mar. Aprovechamos la pleamar temprana y tentamos a los espáridos en poca agua donde el macizo de sardina funciona a la perfección.

Por ahí andaban metidos rumiando los tíos, y les fuimos siguiendo con el retroceso del agua. Con el sol en alto el color del agua era un poema, donde el incentivo de afinar te agudiza el tacto.

Éstos son los que guardamos. Sargos muy majos y en buen número. Estaban redondos los triperos de ellos.


6 DE AGOSTO DE 2.016


Todavía con temas pendientes de curro, volvimos a la carga al sábado siguiente con menos golpe de mar aún. Buscamos un fondalio donde tentar a nuestros queridos amigos con la bajamar.   

Y resultó que por allí también andaban. No muchos ni muy activos pero uno aquí, dos allá, y juntamos una pesca majilla en sitio de calado. En agosto y con agua clara, ¿dónde hay que firmar? ¡Jeje!

¡Jajajajajajaja! Esta es la imagen que le solemos mandar a nuestro amigo Edu el riojano cuando tocamos escama y él no ha podido venir a pescar... Y como ese día compartí jornada con él, se la devolvió a Miguel, ¡jajajajajaja! 

Como comentaba antes, fue un mes duro de triperío y en el que se suele tener mucha sed dada la gran pérdida de líquidos. Nosotros, lo solemos hacer extensible a todo el año por precaución, ¡jeje! Ésta es otra de mis debilidades. Con buenos frutos frescos del mar y de la huerta se organiza rápidamente una barbacoa. 


Estos productos a la brasa no fallan y además de saludables, no manchas nada la cocina, ¡jeje! La única pega es que con el fuego se calienta la maquinaria y hay que refrigerarla...



24 DE AGOSTO DE 2.016

Ya de vacaciones atacamos el día 24 de nuevo, a otro pesquero de poco calado con pleamar sobre 9:30 de la mañana. 

Una pesca muy parecida a la de primeros de agosto, en roquedo de muy similares características con poco calado y corcheando entre los pozos y caños. Normalmente es estos casos lo que más usamos es un bajo del 0,23 mm y si están muy reacias incluso un 0,21 mm, medida no habitual. En escenarios con tantos escollos es más fácil provocar el engaño. Los sargos los suelen frecuentar por estas fechas con aguas más templadas, ya que los siguientes meses es harto difícil meterlos hasta la cocina a pesar del macizo.


26 DE AGOSTO DE 2.016

Aprovechando el veraneo, 2 días más tarde vimos buena oportunidad para buscar los espáridos en un nuevo escenario con marea grande y algo más de ola. Acoso y derribo, ¡jeje! Eso de poder elegir cuándo y dónde pescar es un lujo, cosa para la que el resto del año estás limitado a los fines de semana.

No se quién seguía a quién, pero de nuevo pudimos comprobar tras macizar y comenzar a calar que los sargos andaban y estaban por la labor.  

Miguel al quite en zapatillas de deporte, supongo que se olvidaría las botas... Había algo de mar de fondo, pero los golpes eran espaciados y en general la mar justita de color, como se ve la imagen.

A veces el comportamiento de los espáridos te sorprende, por lo que hay que probar. A priori la zona con más espuma, arrimada a la piedra, parece el sitio idóneo donde camelar algún sargo. Sin embargo muchos comían más alejados donde apenas había color. A veces por las características de la puesta, otras por la forma de trabajar de la mar y el macizo o por cosas que se nos escapan, el pescado se muestra más querencioso a comer en ciertos puntos.  

Aunque se mostraron irregulares picando, con paciencia, de nuevo reunimos una bonita pesca de estos combativos compañeros. Ayyyy, si las lobas dieran tanto la cara, ¡jajajaja!


27 DE AGOSTO DE 2.016

Sin apenas descanso. Había que aprovechar al máximo el tiempo libre alternando escamas y txarpas. Otro día de pesca embarcado donde estaban aseguradas las risas y el bocadillo. Los txipis no eran seguros pero este día salió una buena ración para degustar.     


He podido comprobar este año pescando desde el bote a la cacea, la gran influencia que tienen características tales como color, tamaño, natación y plomeado de los peces artificiales. Me había pasado antes, sobretodo con los cefalópodos pequeños, pero en estas jornadas las diferencias de capturas entre unos señuelos y otros era abismal. Ver para creer.

  
28 DE AGOSTO DE 2.016

Al día siguiente otra vez al sargo a aprovechar las buenas condiciones que tenía la mar. Ni tiempo para que se enfriara la herramienta, ¡jeje! Pesquero al que no podíamos ir hace tiempo ya que no nos cuadraba la mar y marea, y en el que teníamos depositadas grandes esperanzas.

Estaba ideal, golpe, color y marea adecuados. Y los sargos no fallaron a la cita. Estaban de comer y en gran número. También hubo palmeras devueltas al agua y algún escapini, pero contados. 

Tocamos dos posturas, no dio tiempo para más. En bajamar el pescado dejó de picar. Ya en el segundo txoko con la marea punteando volvieron a comer con ganas, cuando ya no quedaba macizo y únicamente me quedaban 8 gambas.

Esta fue la buena pesca conseguida. Y quedó más con hambre porque los dejamos comiendo. Lo que son las cosas. Al de unos días volvió Miguel con compañía a la zona de pesca y sólo localizaron 3 sargos y algún durdo. Estas rarezas tienen nuestros querenciosos espáridos.

Lo que tiene el verano es que surgen jamadas a todas horas, sobretodo barbacoas. Esta fue de las buenas, se me está haciendo la boca agua, donde dejamos los frutos del mar aparte y le hincamos el diente al txuleton autóctono. Eso sí, el zumo de uva fermentado que no falte.

Como habréis podido ver en el blog últimamente tenemos el sargo abandonado y estamos más volcados con la cacea tras la esquiva lubina. A pesar de alguna captura puntual y tampoco XL, lo nuestro es más ni olerlas, en lo cual somos bastante regulares. En no tener picada de róbalo y en ir a almorzar también, a lo cual tenemos bien cogida la medida.

Así que el que no se contenta es porque no quiere. Aquí el Tigre dándole al callo y al porrón hasta con la vena hinchada, uummmmm.... Sobran los comentarios, ¡jajajajaja!  

De lubina no os puedo sugerir nada, pero de postre sí un buen queso... No sé cómo lo hacemos pero siempre vamos descuadrados, o falta porrón o falta queso, pero no coincidimos en acabar todo al mismo tiempo, ¡¡¡jajajajaja!!!

Para finalizar un "cafecito" para capear el madrugón antes de que nos pegue la mosca. Y por si alguno pudiera tener reparo en degustar estas viandas porque suban colesterol o similar, se toma usted un par de txupitos diluyentes de agua de fuego, y aquí paz y después gloria ;-) Estas cosas, como el buen humor no pueden faltar nunca, ¡jeje!

Bueno compañer@s, hasta más ver. Espero poderos mostrar pronto una lubina XL, porque aunque no sea capaz de dar con ellas, la ilusión no pierdo y insistencia y paciencia tengo para rato. En algún momento alguna se equivocará. Tenemos en mente hacer alguna escapada a los sargos para ver si somos capaces de localizarlos, pero por ahora la fiebre del spinning nos tiene on fire. ¡Saludos pecadores y buena pesca!

miércoles, 1 de febrero de 2017

TOCANDO ESCAMA. 29 DE ENERO DE 2.017

¡Hola de nuevo pecadores! Seguimos aprendiendo detrás de las lobas a base de persistencia. Comencé enero con suerte, y lo acabo tocando escama de porte de nuevo. No son peces XL, creo que para esos aún me falta experiencia, pero bien valen para mantener la ilusión alta con la idea de que algo vamos aprendiendo y haciendo las cosas cada vez mejor. 

Esta vez tocó otro macho, que andaba con la tripa vacía. Ataque franco lejano en zona de mucha corriente a un flash minnow rescatado y los dos triples por fuera. ¿Hambre o defensa? Who knows! Un poco de temple y esperar al golpe de mar, chaciente que dice mi amigo Pin, para meterla a buen recaudo por encima de los bajos. Hay que ir templando el pulso para cuando el compromiso desde el otro extremo del hilo sea mayor, ¡jeje! 

Estoy contento. Los más experimentados dicen que están difíciles, que hay que insistir mucho y que están exigentes. La cosa es seguir disfrutando ahora que estamos "cachondos" con el tema. A pesar de la importante presión de trasmallos y sobretodo de los palangres, las lobas están por ahí, "sólo" hay que encontrarlas, al acecho bajo la sombra de los bajos, muchas veces arriesgando y comprometiendo el equipo, y éste trabajando como debe, pero ahí está la esencia. 

Que hay que insistir es un hecho. Y los frutos llegan si se intentan hacer las cosas bien por lo menos en esta época. Mi enhorabuena a nuestro compañero y amigo Iker, quién ya ha pasado a la siguiente escala de ejemplares. ¡¡Vamos gurriatobarria!! 

Hasta pronto compañer@s. Espero tener más cosas que contaros pronto. Y no os preocupéis, que el sargo sigue en nuestra retina, ¡jeje! ¡Un saludo, precaución y buena pesca!    

martes, 10 de enero de 2017

LUPIÑE!!! 03 DE ENERO DE 2.017

El pasado día 3 de enero salí de casa sin madrugar con intención de echar unos lances a la cacea tras la esquiva lubina. Marea bajando, mar desordenada de este de periodo muy corto y con un poco de aire de la misma dirección que luego remitió. 

Una vez aterrizado en la zona elegida, coloco el sanchesky de Edu y al tercer lance, zasca, ataque fulminante en superficie de este bello ejemplar. Lubina hembra potente, con hambre, y batalla continuada por la corriente dada la larga distancia del punto de picada. No es que yo se sea un entendido en la materia, ni mucho menos, más bien tosco, pero me gusta este señuelo por cómo trabaja con superficie de mar revuelta y con la puntera arriba en larguísimas distancias de lance que no logro con otros. Para gustos y preferencias.      

Luego ya sabéis, retahíla de selfies para inmortalizar el momento, que en mi caso es poco frecuente. ¡Qué torpeza! A ver si se alinean los astros más a menudo y le cojo el tranquillo a las autofotos con estos ejemplares o más grandes, ¡jeje!

Bueno ya veis compañeros, pleno invierno y algunas comiendo en superficie con un bajo del 0,50 mm a las 12:00 de la mañana. No es una captura espectacular como las que me ponen los dientes largos por el "internete", pero sí una gran alegría y buen revulsivo para aplicarme y acometer con ilusión las próximas salidas tras las lobas, que vendrán. ¡Feliz año pecadores y que tengáis tan buen comienzo como el mío!

jueves, 15 de diciembre de 2016

CAMBIANDO DE TEMA. DE CORCHEO. MARZO 2.016,

Muy buenas de nuevo compañer@s pecadores. Ni me acordaba de la última vez que me digné a narrar una salida de pesca... Allá por febrero me chiva blogger. A pescar seguimos yendo con parecida frecuencia, pero el blog lo tengo o tenemos abandonado. Dejadez, desidia, aburrimiento, pereza, críticas... Parece que forma parte de la evolución natural de los blogs amigos, exceptuando casos puntuales. Si bien, andaba repasando imágenes de salidas de marzo y me ha dado la tentación. Además ya toca dejar los temas tristes que parecemos la sección de necrológicas, vaya racha que llevamos...


CON EDU GP. 19 DE MARZO


Después de algunas salidas a por la codiciada lubina sin ver peixe, volvimos al combativo sargo que acostumbra a dar más la cara. La primera jornada data del día 19 de marzo y fue una salida en compañía de Edu López, a quien le apetecía cambiar de tercio para tocar un poco de escama. Con la bajamar optamos por una zona intermareal en una mañana fresca de viento noroeste y mar desordenada de superficie.


Entre los caños con poca agua y abundantes turbulencias el color era aceptable. Y los espáridos tímidamente iban dejándose ver para animar la gélida jornada matinal. 

Aquí el compañero de fatigas a perro puesto y bien pertrechado. A medida que nos fue echando el agua fuimos retrocediendo para aprovechar la subida de la marea pero se conoce que los sargos no tuvieron la misma idea y ante la ausencia de actividad dimos por concluida la pesca.

Éste fue el premio a la insistencia, suficiente para matar el gusanillo y hacer hambre para el almuerzo.

Retrato para la galería de la bonita jornada para mostrarle a Edu lo efectivo que es poner en el anzuelo gamba y langostino en vez de plástico y goma, ¡jajajajajaja! 


CON IGOR BOROBIA 24 DE MARZO
La segunda salida a corcho del mes fue con Igor, con quien hacía mucho tiempo que no coincidía. No se nos ocurrió mejor motivo. Nos dirigimos a la costa este de Bizkaia para capear el metro y medio de ola que, más o menos, recuerdo que había.

Dimos bastantes vueltas para no equivocarnos con la elección del pesquero. No lo vimos ideal pero encontramos una puesta aceptable... lo que es tener perdida la referencia a una zona que hace mucho que no frecuentamos. Desde el primer momento vimos que el pescado brillaba por su ausencia y rascamos algún sargo a base de probar aquí y allá.

La nota negativa de la jornada fue la de la imagen. Tengo la Arcadia roja hace 6 años y medio. La verdad sea dicha, soy un poco Adán con el material y no le presto atención hasta que algo casca. Y nunca mejor dicho. Clavé una buena pieza que me lo puso realmente difícil para dominar dada la situación comprometida se mi postura de pesca. La pieza era un señor sargo que calculamos sobrepasaba fácil los 2 kg. Una vez ahogado e izado, con el pez por el aire, cascó por la base el siguiente tramo de la culata y como consecuencia el segundo por la puntera. Pude comprobar que la rotura primera se debió al desgate acumulado que hizo que este tramo se saliese en demasía y no tuviera suficiente solape de enchufe telescópico con el anterior. Es mi primer contratiempo en acción de pesca con esta buena caña, de la que también tengo que decir, que ha resistido una caída de unos 6 m dando volteretas sin más daños aparentes que rasguños y anillas aplastadas. Llamada de atención, a tomar nota y de vez en cuando echaré un ojo a la herramienta.   


Éste fue el escaso bagaje para una jornada que prometía buenas capturas pero donde no supimos dar con el pesado. La caña tenía fácil solución pero fue una pena no poder conocer el sargote de autos en persona. Como dice Ramontxu, las pequeñas no nos pican y las grandes se nos escapan, ¡jeje!

CON NATXO LANDETA. 25 DE MARZO
Al día siguiente otra vez al ataque, esta vez con Natxo y con Miguel. Gran quedada de la mar, a ver si el pescado arrimaba a comer. Volvimos por el este vizcaíno al típico roquedo al que tienes muchas ganas porque no visitas hace tiempo y que piensas que está lleno de grandes espáridos, ¡jeje! 

Pues bien, acertamos con lo de grandes pero erramos en lo de lleno. Nos fuimos moviendo con el retroceso y avance de la marea. Tocamos todos los txokos que vimos con algo de color. La actividad escasa, eso sí, el que picaba franco y tragado.

Aquí Natxo con algo entre manos. Agradecerle a él y a su mujer Irantzu las viandas que nos brindaron para almorzar allí mismo en el peñedo. La tortilla rellena cojonuda pero lo que más nos alegró fue la botella de vino, no podemos remediarlo, nos gusta mucho el trinki. Por cierto Natxo, la próxima vez no dudes entre una o dos, trae tres para evitar problemas, ¡jajajajaja!

Aquí Miguelón con tres ejemplares kileros de la jornada. Hacedme caso en lo del peso, pero es que con ese pedazo manos no hace justicia al tamaño del pescado, ¡jeje! Podéis observar el buen color que deja un magnífico almuerzo, ¡jajajajaja! 

Del mes de marzo nada más que contar, y ahora hasta que me vuelva a pegar el "rumio" de escribir. No me comprometo a nada que luego me canean y con razón. Bueno compañeros espero que sigáis todos bien y que disfrutéis en vuestras jornadas de pesca. Este sábado espero volver a la carga con mar muy fuerte así como también espero la total recuperación de mi compi Miguel que sufrió un percance en un dedo hace dos semanas. ¡Hasta pronto pecadores!

domingo, 4 de diciembre de 2016